Últimas entradas

¿Buscas algo?

Mi lista de blogs

Con la tecnología de Blogger.
martes, 25 de junio de 2013

Reseña El nombre del viento, de Patrick Rothfuss

Título: El nombre del viento 
Autor: Patrick Rothfuss
Editorial: Plaza&Janes
Páginas: 880
ISBN: 9788401337208
Sinopsis: He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la Universidad a una edad a la que a la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y escrito canciones que hacen llorar a los bardos.

 ""Me llamo Kvothe. Quizás hayas oído hablar de mi."


Opinión personal:

Hace tiempo que salió este libro y su secuela, y ya somos bastantes los que esperamos con impaciencia a que salga el tercero que cerrará la saga (o eso se espera) mientras hacemos apuestas sobre cuál saldrá primero, si este o la 6ª entrega de Canción de Hielo y Fuego (yo apuesto por Rothfuss :P).



Aun así, me parece que merecía tener una reseña en el blog, y ahí va:

Hay libros que merecen ser leídos con calma, que te piden con silenciosos gritos que pases sus páginas sin prisa y que disfrutes de todos y cada uno de los detalles que llevan impresos. Existen pocos libros así, pero los hay.
Uno (bueno, en realidad varios) es Canción de Hielo y Fuego (ya los he mencionado antes, más conocida por su primer libro, Juego de Tronos, y la increíble serie que se ha hecho sobre ellos. Algún día haré la reseña), indudablemente, aunque casi no queda otra opción, porque este es, además, uno de esos libros que requieren una digestión lenta y pesada para no sufrir un colapso mental con tantos nombres, lugares y tramas internas.

Pero hay otros que, aunque algo densos, lo piden más como un placer que como una necesidad física.

Uno de estos es El nombre del viento, de Patrick Rothfuss.

Es un libro denso, adictivo y lleno de giros hacia delante y hacia atrás en la historia de Kvothe, nuestro protagonista. Protagonista que conocemos al final de su historia, en plena decadencia, pero sin saber exactamente qué le ha pasado ni cómo un héroe ha llegado hasta ese extremo. Así, desde este punto de vista, es como arranca la historia de Kvothe el Sin Sangre, Kvothe el Arcano, Kvothe el Asesino de Reyes.

A primera vista (bueno, digamos a segunda, cuando de verdad empieza por el principio de su historia), nuestro protagonista es un héroe bastante típico.
Sí, lo he dicho. No me echéis los perros todavía, esperad un momento y dejad que me explique.
Kvothe me parece típico, o al menos bastante previsible, porque, a pesar de sus múltiples desventuras y penalidades tan maravillosamente narradas y descritas, siempre siempre siempre acaba saliéndose con la suya. Con él no pueden ni las criaturas míticas, ni los salvajes monstruos de los barrios bajos, ni el matón de la escuela… ¡si hasta consigue hacer la mejor interpretación de su vida cuando al laúd se le rompe una cuerda! (os lo digo por experiencia como persona que ha estudiado música y se ha pasado años rozando trastes y cuerdas con los dedos: eso es prácticamente –por no decir del todo– imposible).
Por suerte, me quedé un poco más tranquila cuando Kvothe volvió a las esferas humanas, cayó en la trampa y se quedó sin pase a la biblioteca de la Universidad. ¡Ja! Chúpate esa, don Perfecto. Gracias, señor Rothfuss, me acaba de devolver la fe en su verosimilitud.

Pero con esto no quiero decir que todo sean pegas, eso sería contradecirme a mí misma. De verdad que es un libro que merece la pena, y mucho.
Es cierto que me parece que toda la historia del pasado de Kvothe me parece mejor como idea en sí que como está contada (por lo que he dicho antes, principalmente, lo que no quiere decir que no me encante el libro); pero es que el libro aún seguiría siendo maravilloso si solo se hubiera publicado el primer capítulo, porque Los tres silencios es una de las cosas más bellas que se han escrito jamás.

Así que aquí queda mi invitación para todo aquel que todavía no ha viajado por los recuerdos de Kvothe, llenos de magia, leyendas, música, amor; porque con cada libro va creciendo la leyenda.




Valoración:


Y, si por casualidad os quedáis con ganas de más, no os perdáis El temor de un hombre sabio.



Nos leemos pronto ^^
Ana



6 pensamientos:

Mari dijo...

A mí me encanto la novela, todavía no he leído la segunda pero ganas no me faltan aunque tengo pensado no leerla hasta que publiquen la tercera novela que cierre la trilogía.

Beafreelance dijo...

Este libro lo tengo en mi lista de pendientes hace tiempo y ya me había olvidado de el. Ahora tengo más ganas de leerlo si cabe. ;)

Little Red dijo...

Hola!! tengo que decir que tengo una especie de relación amor/odio con estos dos libros. Comencé el primero y me pareció entretenido, pero cuando vi cómo de gordo era eel segundo dije... emmmm.... no pude terminar el primero. Sin embargo tienen muy buenas críticas y a mucha gente les parecen excelentes. Espero retomarlos en un futuro

gracias por la reseña

Little Red Reading Hood

The Dark One dijo...

Una buenísima reseña. He de decir que me he convertí en fan incondicional de esta saga desde los primeros capítulos de El nombre del viento.

Eso si, son libros que hay que tomarse con muchísima calma. De hecho, llevo como más de un mes con El temor de un hombre sabio, que es casi el doble de grueso que el primero, y es que cada vez que lo cojo me lo paso como un enano.

Muchas gracias por la reseña, un saludo ^^

Mel dijo...

Es mi lectura para la maratón lectora así que espero poder disfrutarlo mucho.

¡Un besazo!

Mel.

Azul Garcia dijo...

Hola!
Buena reseña <3
Me quedo en el blog, Te invito a entrar en el mio: sinsajoslectores.blogspot.com.es
Un beso!

Publicar un comentario

¡Déjanos tu opinión!

Marcapáginas

 

Blog Template by -Bella-