Últimas entradas

¿Buscas algo?

Mi lista de blogs

Con la tecnología de Blogger.
lunes, 14 de julio de 2014

Entrevista a Concepción Hernández Sánchez, autora de Lágrimas de pan.

Hace unos días os traía la reseña de Lágrimas de pan, y he tenido la oportunidad de hacerle unas preguntas a su autora. Ha quedado una entrevista muy interesante y que nos desvela muchas curiosidades, por lo que no he querido acortarla aunque puede que sea un poco larga. Espero que la disfrutéis :3


Lo primero de todo, darte las gracias por haberme permitido leer tu novela y compartir un poco de tu mundo. Para empezar esta entrevista, algo básico: 
¿Qué te animó a escribir esta novela?
La necesidad de sacar  sentimientos y emociones que durante mucho tiempo habían actuado como si de un tapón se tratase impidiéndome compartir con los demás todo lo que escribía. Llevaba años con la desagradable sensación de no tener nada que contar y sentía que mi relación con las letras era absurda e incluso frustrante: podía escribir pero…¿qué?...¿por qué?...¿a quién podría interesar? Fue muy avanzada la novela cuando decidí que vería la luz, que si alguien conseguía “crecer” o emocionarse aunque fuera tan sólo un poquito a través de mi propio crecimiento y mis emociones, habría valido la pena exponerse.
 ¿Qué sentiste al descubrir que ibas a publicar?
Sentimientos encontrados: emoción, gratitud, alegría…miedo.Parecía muy decidida, pero es inevitable sentir mariposas por todo el cuerpo. Es un sueño hecho realidad y el comienzo de algo nuevo que afronto con mucha ilusión y creo que incluso, valentía. Gracias a la Editorial Círculo Rojo por permitirme vivir un momento bellísimo y convertir en una realidad física mi novela tantas veces pensada.Pero no todo es color de rosa, el miedo acecha a cada paso que doy y la inseguridad y la duda…¡menudo trío! Aunque hasta ahora la ilusión va contrarrestando sus efectos sin demasiada dificultad.
-      ¿Estás contenta con el resultado?
SI. Y además de con mayúsculas, con rotundidad.“Lágrimas de pan” no es una novela perfecta…¡Dios me libre de perseguir tal cosa! y poco a poco, con el tiempo y en sucesivas ediciones mejorará, crecerá y madurará…a su ritmo, como todos lo hacemos, pero en tan breve espacio de tiempo ya me ha dado muchas satisfacciones personales porque para mí se ha convertido en la prueba palpable de que los sueños se cumplen, siempre, todos. 
-       Lágrimas de pan me ha resultado difícil de comprender en ocasiones, y también hace pensar en si lo que explicas con palabras coincide con lo que quieres transmitir al lector oculto entre las líneas.
¿Es una novela que tenga varias interpretaciones? Bajo mi punto de vista, cada lector puede interpretarla de una forma diferente, acercándola a su punto de vista personal o a sus experiencias.
En efecto, la novela narra una historia general, con un discurrir apacible y con un ritmo pausado, que encierra otras muchas historias que nos plantean situaciones diferentes en las que los personajes deben hacer frente a emociones primarias como el amor, la culpa, la duda, el miedo o incluso la muerte. Es difícil identificarse con el mismo personaje durante toda la novela, pero es igualmente complicado no hacerlo en algún momento, ya que la diversidad de situaciones que se presentan son muchas. Tratándose de emociones humanas es imposible hacer una lectura que resulte válida para todo el mundo, la novela se “siente” de un modo u otro en función de la mente que la recibe.
Pero si sólo pretendes pasar un rato ameno, sin pensar demasiado, “Lágrimas de pan” te ofrece una fábula con la que distraerte y poco más.  Puedes quedarte en la superficie y pasar un buen rato en La Ribera acompañado por las Guardianas siendo espectador pasivo de sus vidas…o puedes elegir dejarte arrastrar por sus emociones hasta sentir que se confunden con las tuyas.
Es cierto que Lágrimas de pan tiene una parte fantástica que, en un principio, pensé que tendría más importancia. A lo largo de las páginas se va centrando más en las relaciones de los personajes entre ellos y sus sentimientos.
¿Cómo has hecho para equilibrar ambas partes y por qué decidiste centrarte más en una que en otra?
La parte fantástica de “Lágrimas de pan” es en realidad una excusa que me permite mirar dentro y escarbar en lo profundo de mis emociones con una cualidad de irrealidad que hace el proceso menos doloroso y al mismo tiempo permite que el rango de personas que puedan identificarse con las emociones que se plantean sea más amplio. Las fantasías en esta novela suponen un marco de referencia “seguro” desde el que hablar de la realidad más cruda. Por lo tanto, desde el comienzo la parte que atañe a las relaciones humanas y los sentimientos era la más importante y la que deseaba plasmar.
La novela tiene, en mi opinión, demasiados personajes e historias entrecruzados entre sí. ¿Tienes algún favorito?
Todas son mis Guardianas y forman parte de mí.
Pero si he de elegir a una, me quedo con Linda Aurora…¿quién no se ha sentido confundida, desorientada, temerosa?…¿quién no ha tenido en alguna ocasión la sensación de no pertenecer a este lugar?...¿quién no ha luchado y vencido a pesar del miedo?...es imposible no amarla y es bellísimo soñar con un amor como el que ella fue capaz de despertar en Fabián.
Pero como personaje con el que he disfrutado e incluso aprendido muchísimo, Pío .
-     ¿Qué parte te gustó más a la hora de ponerla sobre el papel? A mí, sin duda, la historia de Manuela fue la que más me gustó.
Puede ser la más bonita pero para mí resultó ser la más dolorosa, de hecho cuando releo su historia lo hago con rapidez, sin recrearme demasiado en esa parte. Y es que como se refleja en la novela, a partir de ese desamor, sobrevino el desastre.
Disfruté con el amor secreto que Fabián sentía por Linda Aurora…se trata de un amor ideal, de cuento,  el amor que una desea evocar.Y nuevamente con las reflexiones de Pío.
Para terminar con las preguntas sobre la novela, una última curiosidad personal: ¿En qué te has inspirado a la hora de crear tu historia y tus personajes? Hay muchísimos, y los lugares también son amplios y muy bien desarrollados.
La historia que se cuenta en Lágrimas de pan, es mi propia historia. Me convierto en una u otra Guardiana dependiendo del momento de mi vida al que me remonte. En ocasiones bromeo con la idea de que soy tan complicada que he necesitado a 5 mujeres y 3 generaciones para poder explicar mi mundo emocional.
He compartido con el lector hechos de mi vida relacionados con situaciones vitales intensas y profundas como la muerte, la desolación del desamor, la confusión, los complejos, la locura, el miedo y el Amor. No es de extrañar ese ir y venir de personas, porque en la vida cotidiana son muchísimas las  que tras entrar en nuestro mundo sin permiso, se marchan después sin avisar  teniendo como único propósito  ayudarnos a crecer.
Del mismo modo, los personajes centrales de la novela son las Guardianas (como si de mí se tratase), con alguno más que las acompaña a lo largo de los años (amigos cercanos y familia), el resto  son  tan sólo un medio que la vida pone a su alcance para que vayan forjándose como personas.
Y por último, me gustaría entrar en tu faceta como escritora de forma más general:¿Por qué y cuándo empezaste a escribir?
Fui muy precoz, como casi en todo.  Ávida de experiencias e impaciente hasta la insolencia mi madre cuenta que volvía del colegio llorando porque no me habían enseñado a leer y escribir (yo no lo recuerdo, debía andar por los 4 años). Mi primer recuerdo  ante la hoja en blanco se remonta a los 10 años,  una redacción del colegio en la que describí minuciosamente el traje de boda de mi madre. Fue la primera vez que percibí “eso” que me pasa cuando escribo, la primera vez que “otra mente” parecía pensar por mí mientras el tiempo se detiene y yo me siento maravillosamente bien. Desde ese momento hasta “Lágrimas de pan”, de todo…cuentos, redacciones, premios, canciones y hasta un diario. Todo en el cajón, eso sí.
-    ¿Cuáles son tus influencias y autores/obras favoritos?
Recuerdo “El camino” de Miguel Delibes como uno de mis libros de cabecera cuando era muy jovencita. A éste se unió “Cien años de soledad” de Gabriel García Márquez (para mí, el mejor). “Nada” de Carmen Laforet, llegó a mi vida en la adolescencia y me marcó profundamente. También lo hizo “El diario de Ana Frank”. Y Posteriormente “La vieja sirena” de José Luis Sampedro.Actualmente estoy leyendo “Los años de peregrinación del chico sin color” de Haruki Murakami.Como ves hay diversidad, pero como género que me fascine: el realismo mágico, sin duda, me hace pensar, sentir y soñar.
Esta ha sido tu primera novela publicada: ¿Qué consejos les das a los jóvenes (y no tan jóvenes) que desean ver su obra trasladada al papel y en librerías?
Berta, mi Guardiana de los Sueños, lo tendría claro,  les  diría “…no temáis soñar, al contrario, soñad tanto como podáis, pero hacerlo con fe…y después, preparaos para recibir con gozo todo lo deseado…”.Y yo ando en la misma línea. Mi consejo reza así: “No temas nunca compartir tus ideas y tus pensamientos, no los sepultes bajo el miedo. Si escribes, ¡comparte!, es  la única manera que las ideas tienen para sobrevivir y hacerse eternas. A través de otras mentes tus pensamientos perviven y se extienden.Si tienes un sueño ocúpate tan sólo de mantener a raya el miedo porque el cómo, cuándo y dónde tu novela verá la luz no es algo que te atañe …la manera irá a tu encuentro, tú tan sólo, persevera.”


Y aquí finaliza esta entrevista tan interesante. Como ya os comenté al principio de la entrada, podéis leer la reseña en el blog y aquí abajo os dejaré unos links que os pueden resultar interesantes. 



Nos leemos ^^

Garazi 

0 pensamientos:

Publicar un comentario en la entrada

¡Déjanos tu opinión!

Marcapáginas

 

Blog Template by -Bella-