Últimas entradas

¿Buscas algo?

Mi lista de blogs

Con la tecnología de Blogger.
jueves, 5 de junio de 2014

Reseña La orden de la Academia Spence, de Libba Bray

Título: La orden de la Academia Spence
Autora: Libba Bray
Editorial: Molino
Páginas: 320
ISBN: 9788498672473
Sinopsis: Gemma Doyle no es como las demás chicas. Chicas de modales impecables, que sólo hablan cuando se les habla, que son conscientes de su condición, que bailan con gracia y que piensan lo que se espera que piensen. No, Gemma, a sus dieciséis años, es un mundo aparte, a la que envían a la Academia Spence cuando la tragedia se abate sobre su familia. Y es en esa academia donde se desarrolla la capacidad de Gemma para atraer lo sobrenatural; allí entabla amistad con las chicas más poderosas de la escuela y descubre la relación de su recién fallecida madre con un grupo tenebroso e imperecedero llamado la Orden. Es allí donde la aguarda su destino... sólo si Gemma llega a creer en él. La Orden de Spence Academy es uno de esos libros que uno lee acurrucado bajo una manta... un amplio lienzo de faldas susurrantes, sombras que se agitan e imágenes que asustan. Es un retrato vívido de la era victoriana, un período de una moralidad muy estricta y una sensualidad apenas reprimida, cuando se educaba a las niñas para ser las esposas de hombres ricos... Ésta es la historia de una chica que quería otra cosa.

Opinión personal:

Quizás a alguno de vosotros os sonará este libro porque lo mencioné en el vídeo del Book Tag de Las enfermedades de los libros y, si es así, os preguntaréis: ¿cómo se ha puesto esta a hacer una reseña de un libro al que calificó de amnesia?

Bueno, marcadores, pues precisamente por eso. Y es que os lo dije: me daba mucha rabia no acordarme de cuál era exactamente el argumento del libro (bueno, y de toda la saga), ¡porque estaba convencida de que en su momento me gustó mucho!
Así que no me quedó más remedio que darle otra oportunidad.

¿Conocéis la historia de La princesita? Sí, esta niña que vive en la India, pero que tiene que regresar a Inglaterra y acaba en un internado. Bueno, pues tengo que reconocer que así, a grandes rasgos, el inicio de esta novela me recordó mucho a eso. Pero solo el principio, porque la cosa se va enredando.

Nuestra protagonista es Gemma, una chica de dieciséis años que, tras el asesinato de su madre, se ve arrastrada de toda la vida que conoce en la India hasta la Academia Spence, un internado para señoritas en la época de la Inglaterra victoriana.
A pesar de las ganas que siempre tuvo de visitar Londres e Inglaterra y de ser una dama, la vida allí no es nada agradable, sobre todo para una muchacha tan independiente como ella. El resto de las chicas la consideran una intrusa, sus costumbres son más rígidas de a lo que ella estaba acostumbrada y las clases son un horror; solo se salva la señorita Moore, profesora de arte, la única que parece comprenderla y tratarla con amabilidad.

Sin embargo, las extrañas circunstancias en las que murió su madre no es lo único que va a alterar la vida de Gemma. Según va pasando el tiempo, una serie de sucesos que rozan (y llegan a) lo paranormal se van sucediendo, sobre todo cuando aparecen unas visiones que nadie parece comprender. Pero, a la vez que complican aún más las cosas, también acercan cada vez más a las chicas de la academia y Gemma acaba encontrando en Ann, Pippa y Felicity a un sorprendente grupo de amigas (aunque esto es más o menos discutible).
Aunque, por si esto fuera poco, también entra en escena Kartik, un chico al que Gemma conoció en la India y que parece haberla seguido hasta Inglaterra; y cuyas intenciones no están del todo claras.


La Orden de la Academia Spence no es más que una introducción al resto de la saga, cuya historia va creciendo más y más con cada libro que pasa. Pero, a pesar de todo, es un buen libro. Te mantiene intrigado y entretenido en todas sus páginas, con un estilo más que correcto y una manera de dar forma a la trama que mantiene el misterio, sin desvelar nunca demasiado y dejando lugar a que vuele la imaginación.

Lo único que le reprocharía a Libba Bray es que a veces tiende a caer en tópicos, pero esta autora tiene la habilidad de partir de ellos para salirse con la suya, presentándonos una historia y unos personajes de lo más sorprendentes.
Para mí, entre las chicas merece una mención especial Pippa, una chica que en un principio parece muy superficial, pero que según vamos rascando en sus entresijos va adquiriendo cada vez más matices y profundidad.
Y Kartik, por supuesto. Aunque Gemma no sea de mis protagonistas favoritas, la relación que se establece entre los dos, entre la atracción y la desconfianza, es uno de los puntos fuertes de esta novela; así como toda la historia que hay en el pasado y el cometido de este chico indio.

Si no lo habéis leído ya, marcadores, es una lectura más que recomendable.


Valoración:





Si os ha parecido interesante la sinopsis no podéis perderos el resto de la saga de El círculo secreto: Ángeles rebeldesDulce y Lejano.



Y, si lo que os ha llamado la atención es la autora, tampoco os resistiréis a algunos de los títulos que también ha firmado con su pluma, por ejemplo: Los adivinos.




Nos leemos ^^
Ana

4 pensamientos:

Cris Arco dijo...

Suena muy bien la saga. Hace mucho que no leo literatura fantástica asi que me apunto los títulos. Muy buena reseña.
Besoos

Saray dijo...

Pues no paro de leer reseñas muy buenas de esta trilogía, así que ya la tengo en mi wishlist para ver si la consigo pronto.
Además, el argumento me llama mucho, la época en la que está ambientada también... vamos, que tiene muchos números para que me guste!

Un beso!

Páginas al Vuelo dijo...

Gracias ^^

Josu dijo...

¡A mí me encantó! Aún tengo el tercero pendiente desde hace casi dos años, pero es que TODO el mundo me dice que es pésimo. Aun y todo, habrá que leerlo. Sin duda, coincido contigo en lo de Pippa. Creo recordar que era mi favorita. ¡Buena reseña! ♥

¡Un beso!

Publicar un comentario

¡Déjanos tu opinión!

Marcapáginas

 

Blog Template by -Bella-