Últimas entradas

¿Buscas algo?

Mi lista de blogs

Con la tecnología de Blogger.
lunes, 13 de enero de 2014

Reseña Memorias de un amigo imaginario, de Matthew Dicks.

¡¡Hola Marcadores!! 
No me gusta mucho tener que escribir reseñas negativas, pero hoy ha tenido que ser así. Espero que haya quedado clara y concisa.

Título: Memorias de un amigo imaginario 
Autor: Matthew Dicks
Editorial: Nube de Tinta
Páginas: 432
ISBN:  9788415594000
Sinopsis:
Max solo tiene 8 años y no es como los demás niños. Él vive para adentro y cuanto menos le molesten, mucho mejor. No le gustan los cambios, las sorpresas, los ruidos, que lo toquen y que le hagan hablar por hablar. Si alguien le preguntara cuándo es más feliz, seguro que diría que jugando con sus legos planeando batallas entre ejércitos enemigos. Max no tiene amigos, porque nadie lo entiende y todos, hasta los profesores y sus propios padres, quieren que sea de otra manera. Solo me tiene a mí, que soy su amigo desde hace cinco años. Ahora sé que Max corre peligro y solo yo lo puedo ayudar.  El problema es que Max es el único que puede verme y oír. Tengo mucho miedo por él, pero sobre todo por mí. Los padres de Max dicen que soy un "amigo imaginario".  Espero que a estas alturas tengas claro que no soy imaginario.

Opinión personal:

Desde una sociedad actual nos llega la historia de Max, un niño especial (por os datos parece algún tipo de Síndrome de Down) que tiene un amigo imaginario: Budo. Se nos presenta un mundo donde los amigos imaginarios de verdad existen, y donde Budo va conociendo el mundo junto a Max, acompañándole en su día a día y en sus aventuras. 

Lo que a simple vista era un argumento original, puesto que no había oído hablar de ningún libro que tratase un tema parecido, se volvió una historia repetitiva. El libro empieza muy bien, nos plantea la situación y nos pone en contexto. Los personajes parecen interesantes, la trama engancha y quieres seguir sabiendo un poco más. Pero una vez que ya has conocido todos los detalles se estanca y se vuelve pesadísimo, repitiendo una y otra vez las mismas frases, ideas y conceptos.

Narrado desde el punto de vista de Budo, en primera persona, permite al lector sentir la inocencia de los niños, el no saber y el no comprender las cosas de mayores. Pero llegaba un momento que, al igual que he comentado antes, el lector se cansa de que no haya una evolución y que todo siga igual durante las más de 400 páginas (que se dice pronto).

Los personajes más de lo mismo, atrayentes y llamativos al principio, cansinos hacia la mitad de la novela. El único que se salva es Max, y su evolución a penas se nota hasta los últimos capítulos. Budo me encantaba, pero sus reflexiones y algunos comportamientos han hecho que sea todo lo contrario.

Por lo que podréis haber leído hasta ahora en lo que va de reseña, casi todos los puntos son negativos. No todo es así, el estilo formal de la obra es bastante bueno, y las frases suelen ser cortas, lo que hace que la lectura no se atasque aún más. Sí hay que comentar que algunas frases se repiten mucho y acabas con ganas de saltarte la parrafada o reflexión, porque ya sabes lo que se va a decir. La idea de la trama es original en comparación a lo que sale publicado últimamente, y esto es lo que salva a la obra de ser una catástrofe absoluta.

Está claro que el autor intentó dar un poco de acción al libro con “lo que pasa hacia la mitad” (no comentaré por no spoilear demasiado) pero a mí me pareció muy surrealista, y le quitó a la obra los pocos puntos positivos que le quedaban. Está bien dar acción para hacer la trama más ágil y fresca, pero con un poco de cabeza y sabiendo que si introducimos ciertas situaciones que no son para nada creíbles estropearemos la atmósfera de realismo que se había creado con la enfermedad de Max, la trama de los amigos imaginarios y su mundo y la inocencia que llegaba a emocionar al lector.

Me ha costado muchísimo leerlo, y admito que he estado tentada a abandonarlo hacia la mitad de la obra. Definitivamente, no ha sido un libro de mi estilo.

Recopilando todas las ideas tratadas en la reseña, el libro empieza muy bien y es entretenido pero se estanca y se vuelve pesado, haciendo que le sobren páginas por todos los lados y ralentizando una lectura que, en un principio, tenía muy buena pinta.


Valoración: 



¿Lo habéis leído, Marcadores? 

Garazi

1 pensamientos:

Celaena Snyder dijo...

Vaya pena, la verdad es que tiene una idea genial, nunca había leído algo parecido, pero siendo así como es el libro no creo que lo vaya leer...

Publicar un comentario en la entrada

¡Déjanos tu opinión!

Marcapáginas

 

Blog Template by -Bella-